6,000 estudiantes panameños se medirán en la prueba Pisa

Junio será un mes de emociones para Panamá: Se medirá con los grandes en la cancha y en las aulas. Lo primero se llama Copa Mundial de Fútbol y lo segundo la prueba Pisa.

Vamos a Pisa, el mundial del conocimiento, es la frase acuñada por el Ministerio de Educación (Meduca) para resumir este momento con acentos deportivos y sumar entusiasmos. Más allá de temer a los resultados, la idea es apropiarse de lo que genere   mundial (que conocerá en diciembre de 2019) para determinar fortalezas y debilidades.
“Pisa nos permitirá retroalimentarnos y mejorar estrategias y no se trata de ubicarse en una lista y sentirse bien o mal. Con la aplicación de cada prueba iremos determinando
cuán preparados estamos para enfrentar los problemas del futuro”, reflexionó Gaspar García De Paredes, presidente del Grupo Unidos por la Educación, durante el foro Pisa: Retos y acciones en Panamá y Singapur como modelo de éxito a seguir, organizado por
Knowledge Group, organización que ofrece soluciones educativas de vanguardias

Marelisa Tribaldos, representante de Panamá ante la Junta de Gobierno de Pisa, recordó que la prueba se aplica cada tres años.

“Solo estuvimos en 2009, por lo que no tenemos resultados comparativos de los últimos nueve años” y en 2015 se toma la decisión de participar en 2018 (se necesitan tres años de preparación), resultando la feliz coincidencia de las dos experiencias mundiales: La del conocimiento y la del fútbol, expresó.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (Pisa, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) tiene gran prestigio por manejar altos estándares de rigurosidad científica.

“Toma en cuenta la calidad, equidad y eficiencia de los sistemas educativos a través de los conocimientos y habilidades que poseen los adolescentes de 15 años en matemática, ciencia y lectura comprensiva”, dijo la delegada de Panamá ante Pisa, quien informó que el país ya confirmó su participación en 2021 para garantizar la continuidad del proceso”.

La aplicación de la prueba durará tres meses (junio, julio y agosto). Participarán 6,000 estudiantes panameños de 277 centros educativos entre oficiales y particulares, de 16 regiones educativas. Significará para el Estado una inversión de $280,000.
Las pruebas serán en computadora y, en el caso de las instituciones con problemas de infraestructura, se dispondrán de portátiles.

Tribaldos destacó el interés por hacer cambios y un ejemplo es el Diálogo Compromiso Nacional por la Educación que permitió generar 37 políticas de Estado y 241 líneas de trabajo.

Acciones inmediatas: La aprobación del Consejo Permanente Multisectorial para la Implementación del Compromiso Nacional por la Educación (Copeme) y tres programas:
Panamá Bilingüe, Jornada Extendida y Aprende al Máximo, cuyos resultados se espera hagan la diferencia en las futuras pruebas Pisa.

Alex Castillo, director para Latinoamérica de Marshall Cavendish, el proveedor del material curricular educativo empleado en Singapur, habló de cómo esa nación logró transformar
la manera de enseñar y ser el primero en las pruebas Pisa.

Se entra en el aula para aprender, resolver problemas y conocer nuevos caminos.

Su sistema de enseñanza toma experiencias de Europa y de Estados Unidos (EE.UU.), pero llega a todos los alumnos con equidad: El 98% de los centros son públicos.

Sus niños se forman jugando, sin estrés, equivocándose y con maestros siempre en revisión, dispuestos a aprender de sus alumnos.

No son excelentes porque puedan memorizar o aprender la tabla de multiplicar; están formados para desarrollar habilidades y enfrentar tareas, y de allí la razón de su éxito en Pisa.

La prueba no evalúa conocimientos; mide comprensión, destrezas y creatividad ante situaciones que no resultan familiares y esto impone una transformación en la manera de enseñar y aprender.

Mónica Fábrega, directora de Operaciones de Knowledge Group, explicó que dan apoyo a 45 escuelas privadas panameñas con la metodología de Singapur, “país que no logró su éxito de un día para otro”.

“Lo interesante con Pisa es saber dónde estamos y qué hacer. Ver los éxitos de los otros, pero también los nuestros”, indicó.

Autor: Violeta Villar Liste

Imágen:   Capital Financiero

Fuente: Capital Financiero, Número 888, 28 de mayo al 3 de Junio de 2018