Aprendizaje basado en resolución de problemas

La tendencia actual de los métodos de enseñanza se enfoca cada vez más en plantear situaciones cotidianas para que el estudiante adquiera los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarias para poder resolverlas. Esta metodología Problem-Based Learning (PBL) o aprendizaje basado en la resolución de problemas, hace que los alumnos sean capaces de analizar, discutir y enfrentarse a retos tal cual como lo harán más adelante en su vida profesional.

Existen diversos programas que pueden ser adaptados según el nivel intelectual y la edad, en donde se presenten casos de la vida real que promueven el pensamiento crítico y la utilización de los recursos apropiados para encontrar la solución de esos problemas.

Para que la implementación de esta metodología sea llevada a cabo de forma exitosa se deben seguir los siguientes pasos:

1. Planificación: para establecer los objetivos que se quieren lograr, seleccionar el tipo de problema que mejor se adapte, su tiempo y forma de evaluación.

2. Organización de los grupos: para un mejor desempeño se deben crear pequeños equipos de trabajo que puedan discutir y enfrentar la situación planteada.

3. Presentación del problema y aclaración de los términos: El docente debe exponer la situación que se desea resolver y cómo será la forma de evaluarlo. También determinará un tiempo prudencial para la resolución del mismo.

4. Definición del problema: Los alumnos deben entender la situación que se plantea e identificar el problema a resolver con la ayuda de su docente como guía.

5. Lluvia de ideas: Los alumnos deben discutir en equipo sus ideas y las posibles alternativas de solución que creen convenientes.

6. Planteamiento de respuestas e hipótesis: Una vez discutidas las ideas, se pasa a una etapa de concretar y exponer la o las posibles soluciones. El docente puede replicar para que los alumnos sean capaces de debatir sus ideas y saber si son correctos o no sus resultados.

7. Formulación de los objetivos de aprendizaje: El docente como guía debe ir sugiriendo la aplicación de conceptos e ideas que formen parte del objetivo que se quiere lograr, de esta manera los alumnos podrán estar en la capacidad de relacionar conceptos con las soluciones.

8. Investigación: Para resolver la situación planteada se debe hacer uso de recursos que sirvan como apoyo para encontrar la solución. El docente debe plantear cuales son las fuentes que se deben usar de acuerdo el caso (internet, entrevistas, artículos, entre otros).

9. Síntesis y presentación: Luego del análisis, la discusión y la recopilación de toda la información se debe hacer la presentación formal de la solución del problema.

10. Evaluación y autoevaluación: El docente debe evaluar el desempeño individual y del equipo, así como también fomentar la autocrítica para que los alumnos puedan hacer su propia revisión del trabajo realizado.

Los centros educativos deben buscar la manera de integrar en su plan de estudios asignaturas o actividades en donde se les permita a los estudiantes aprender mediante la resolución de problemas, pues esta metodología estimula habilidades y destrezas para la vida adulta.



Deja un comentario