El centro de atención en la clase

El foco de atención dentro del aula de clases son los estudiantes, todo lo que se haga debe estar orientado en hacer que ellos entiendan y asimilen conocimientos adecuadamente. Es por esto que una de las mayores preocupaciones de los docentes es encontrar estrategias para captar la atención de sus alumnos y disminuir la disrupción.

Hoy en día los niños están ávidos de aprender cosas nuevas, sin embargo, las clases monótonas pueden resultarles aburridas y perder rápidamente el interés. Mantener despierto ese interés durante toda la clase puede resultar un reto, así que vamos a compartir algunas recomendaciones útiles para facilitar y fomentar la atención dentro del aula de clases:

  • Todos los recursos que se empleen para impartir conocimientos deben estar adecuados al nivel intelectual y la edad de los alumnos, incluso el lenguaje del docente.
  • Utilizar metodologías que propicien la interacción con los alumnos. Hacerles preguntas a ver si están comprendiendo el contenido.
  • No quedarse estático. El docente debe desplazarse alrededor de los alumnos y dirigir su mirada a ellos.
  • Contar historias y usar ejemplos, esta es una de las mejores formas para que los alumnos aprendan y relacionen conceptos.
  • Incluir actividades prácticas. La teoría explica, pero la práctica enseña.
  • Emplear un lenguaje claro usando un poco de sentido de humor siempre es una buena estrategia para mantener la atención. También hacer cambios de nivel y de entonación de la voz, para evitar la monotonía.
  • Sorprender, no usar siempre las mismas estrategias y actividades. Innovar y ofrecer diferentes formas de aprender hará que los alumnos estén interesados en la clase.
  • Si los estudiantes están hablando entre sí o interrumpiendo la clase, acercarse a ellos y llamar la atención moderadamente, en lugar de alzar la voz.