Ideas y propuestas

Muchos piensan que la tecnología es únicamente informática, crear documentos y navegar por Internet. La realidad es que el uso de la tecnología en educación es mucho más amplio, y afecta a múltiples parámetros.

En primer lugar, la tecnología debe ser transversal. Esto significa que no necesariamente debemos usarla en las clases de informática, de programación o de robótica; cualquier materia puede servirse de los logros tecnológicos de una forma trivial y sencilla.

Olvida la perspectiva clásica de informática, en la que hace unos años lo único que se proponía era la creación de documentos de texto. La tecnología abarca muchos más campos, como la creación de contenido (por ejemplo creando juegos a través de la programación, o creando un vídeo con las herramientas pertinentes), la búsqueda de información (ya sean imágenes o a través de enciclopedias online), el uso de Internet (para viajar a museos o para descubrir la realidad aumentada)… o una infinidad de posibilidades.



Deja un comentario