El impacto de los videojuegos en la educación

Son muchos los centros de investigación que están llevando a cabo estudios sobre los efectos positivos que producen los videojuegos. Por ejemplo, jugar al Tetris 30 minutos al día durante 3 meses puede ayudar a aumentar el tamaño de la corteza cerebral.

Estudios también revelan que los juegos en 3D incrementan un 12% más las capacidades de memoria que los de 2D. Mientras que los juegos de acción y aventura disminuyen el tiempo de respuesta en la toma de decisiones y aumentan los reflejos.

En definitiva, esto pone de manifiesto la estrecha relación entre los videojuegos y la educación, y es que ¿a quién no le gustaría aprender jugando?



Deja un comentario