Pautas para un buen trabajo en equipo en el aula

Por naturaleza el hombre es un ser social que hace vida dentro de una comunidad, es por ello que la colaboración y el trabajo en equipo son habilidades fundamentales que se deben aprender desde temprana edad.

El aula de clases es el lugar ideal para fomentar la participación dentro del trabajo grupal porque de esta manera se facilita el proceso de aprendizaje, además se estimula la integración y cooperación entre los estudiantes.

A continuación, mencionaremos algunas pautas que deben tomarse en cuenta para desarrollar una buena interacción grupal dentro del salón educativo:

·         Una de las primeras cosas que se le debe dejar claro a los alumnos es la definición del concepto de trabajo en equipo, que no es más que trabajar coordinadamente y en conjunto con otros compañeros para alcanzar un objetivo.

·         Los grupos deben ser parejos en cuanto al número de estudiantes involucrados. Lo recomendado es que cada grupo esté compuesto entre 4 a 6 participantes, todo dependerá del total de alumnos y de la complejidad del objetivo.

·         Se debe incentivar la participación de todos los integrantes del equipo.

·         Cada una de las opiniones, comentarios o dudas de los participantes debe ser respetada y orientada de la mejor manera posible, sin caer en la crítica o burla.

·         El docente debe explicar los roles y responsabilidades que pueden ser ejecutados por cada uno de los integrantes y dar libertad para que sea el mismo grupo el que decida quien los desempeñará. Por ejemplo, el líder o portavoz debe ser seleccionado por el mismo equipo.

·         El diálogo es un recurso muy importante para el trabajo en equipo, bien sea entre los integrantes del equipo, como con el docente.  Es importante que los estudiantes tengan claras las normas de conversación para que puedan hacer un buen trabajo.

·         El aula debe organizarse de manera que los integrantes de los equipos de trabajo puedan sentarse cerca el uno del otro y con espacio suficiente para la interacción y movimiento de cada grupo y del docente.

·         El docente será el guía que dicta las instrucciones, explica claramente el objetivo que se quiere conseguir, aclara las dudas y evalúa de forma grupal e individual la participación y los resultados obtenidos.

·         Los resultados de cada equipo deben ser expuestos por sus participantes, de la manera que se le indique y se debe hacer una retroalimentación por parte del docente para la evaluación.

·         Se debe fomentar la autoevaluación del trabajo realizado por cada equipo para que de esta manera cada uno sea consciente de las oportunidades de mejora, los errores cometidos y los aciertos obtenidos.

En la vida real el trabajo en equipo va más allá de las aulas de clases y una de las cosas más importante que debe enseñarse es que cuando se hace un buen trabajo en equipo se optimizan los recursos, se consigue el logro de una meta común, se potencian los esfuerzos, se disminuye el tiempo de acción y aumenta la calidad de los resultados.



Deja un comentario